Horizonte


Allá lejos, dónde no se ven nubes ni pájaros, dónde los barcos se pierden al filo de nuestros sentidos, eso que algunos llaman horizonte, es el límite de mis creencias.

Allá lejos, dónde no se ven nubes ni pájaros, surmergida en un abismo colosal habita una criatura descomunal, desconocida, pero conocida como el origen de los mitos antiugos, más que el Kraken, más que el Leviatan.

Allá lejos, dónde no se ven nubes ni pájaros, habita algo que es lo más cercano a un dios, no está dormido ni tiene seguidores, sólo que aún se alimenta de ballenas como si fueran krill, pero cuando se acaben vendrá por nosotros, es anfibio.

Anuncios