El cura del aperitivo


  • Padre, vengo a confesarme.
  • Muy bien hijo, toma este aperitivo primero.
  • Cómo?
  • Sí hijo, es una cortesía de la Catedral.
  • Ah, que bueno, gracias.
  • Ven, entremos al confesionario.
  • Los dos?
  • Claro, así es mejor.
  • Oiga, me siento mareado.
  • Acomódate ahí no más, que vamos a comenzar tu penitencia.
  • Qué?,,,
Anuncios