Furia de Titanes


Chocan huesos contra huesos y todos se estremecen. Son movimientos telúricos que los dejan sin aliento.

Las placas tectónicas hacen brotar manantiales de leche caliente que los ahogan de vida nueva.

Mientras que el cielo agónico deja caer su última lluvia por doquier y los cuerpos son enterrados una y otra vez.

Anuncios