En un lugar de la mancha


En un lugar de la mancha, un pequeñito corpúsculo comenzó a crecer en un proceso hiperinflacionario, que en una 65 mil millonésima de segundo abarcó todo nuestro Universo.

De un momento a otro nos convertimos en seres de sombra y nuestra peor pesadilla se volvió nuestra más terrible realidad.

En un lugar de la mancha, de cuyo nombre no puedo acordarme, queda una sola vela encendida y se llama esperanza…

Esta noche anunciarón que caerá una fuerte tormenta de rayos, truenos, relámpagos y por sobre todo, mucho viento.

Anuncios