¿Dónde está Molly?


Ese dolor de cabeza, ese que rompe las sienes, ese, no paraba y no era nada habitual en ella. Con el desayuno ya servido, Ana se despidió de su hijo Luis, que como un volador de luces salió corriendo con su mochila, y un débil “chao, mamá” se perdió en el umbral de la casa.…

Yo soy el que soy


Cronología de mis últimos descubrimientos: 1. Yo soy Dios. 2. Estoy loco. 3. Dios está loco, fragmentado en personalidades múltiples, somos uno, todos nosotros. 4. Dios no puede despertar de su pesadilla, estamos fritos. 5. El subconsciente de advierte que este universo es un sueño, con la materia oscura y la energía oscura, dos imposibilidades…

Un día cualquiera


En un triciclo de luz azul sobrevolaré los siete mares hasta encontrar ese unicornio pegaso, que un día se escapó de tus brazos. Cuando lo encuentre, lo guardaré en el Cielo, en tu zenit, para que cada vez que alces la vista lo veas jugando con tus estrellas. Y cuando sonrías, tus labios se humedecerán…

Flor


Tus pétalos son ese misterio colorinche que evoca recuerdos jamás olvidados, de un espíritu alucinado. Tus velos son las velas con las que vuela mi imaginación. Tus susuros de flor primaveral, son las trompetas celestiales que derriten mis hielos eternos en una copa del más fino licor. Y tus besos? Esos relámpsgos de fuego definitivamente…

Estar dentro de tí


Estar dentro de tu mente es estar dentro del pecado original, en un abismo de profundidades catastróficas. Estar y nada más, es ahogarse en la inmensidad, Estar sin un final, es sólo el principio de lo que vendrá. Dentro se está mejor que todo lo demás.

Toc toc, manías!


Taza limpia por fuera y por dentro, cubiertos en paralelo, sí en paralelo, underwear en forma de trapecio isósceles, calcetines como huevos en sus caja, mesa alineada con el piso, cuadros horizontales, plato para el pan a la mano izquierda, pan paralelo al cubierto, taza de cafe de vidrio transparente, ollas apiladas como muñecas rusas,…

Hambre


Alguien ha sentido hambre de verdad, esa hambre de semanas sin comer, esa hambre callejera y dolorosa, esa hambre que parece matar al alma? Cuando sientas esa hambre por “saber”, entonces y sólo entonces, serás un filósofo orgulloso!

Somos tierra de hojas


Entre gallos y medianoche, pasó un segundo y nada más. Luego de 100 años de soledad, no quedan ni los huesos, solo un primitivo jardín. Tierra de hojas es lo que somos, es lo que seremos. Algún día, unas florecitas dulces les dirán al mundo que alguna vez hollamos la tierra con nuestro caminar.

Coloquios casuales entre piernas


Tu entepierna me habló… Me dijo cosas… Fue como una invitación a un espacio de reflexión. Entre piernas todo es un eterno caminar, no importa dónde ni hacia dónde, solo caminar. Y si viene una tomenta preguntó la una, entonces nos entrecruzamos respondió la otra, pero nos caeremos, sí caeremos juntas. Y después nos levantaremos?…

Gnosis


Uno es el principio, la fusión de dos es el control de la materia, tres abren portales, cuatro se pueden teletransportar, cinco se vuelven inmateriales, seis pueden crear vida, siete pueden crear universos, ocho pueden destruir universos y nueve pueden ser Dios, el único Dios. No te creo, Dios no lo permitiría. Claro que no,…

Te asombro?


Díalogo secreto, bajo las sombras de los pensamientos, entre los silencios del viento, entre pasiones complejas con una parte real y otra imaginaria. Y esa vela que no se apaga porque no está prendida, pero sueña con ser una hoguera del trescientas mil sombras.

Ubuntu


Ubuntu, ubuntu, ubuntu… Ese era el mantra. ¿Cómo algo tan simple podía ser tan poderoso? 10 años habían pasado, 10 largos años, y al fin el Maestro de Maestros se lo había revelado. Ya no tendría límites, ni dudas. Muy bien, posición de loto, respiración profunda, lenta y rítmica. Una imagen de Ouróboros en amarillo…

La Cueva


La Cueva despertó, así de repente. Sin esfuerzo podía ver los pensamientos de los pueblerinos. Pero su mayor poder estaba en los sueños, a través de ellos podía transportar a cualquiera a sus fauces inmundas y devorarlo lentamente por todo un lustro.

El Parque de Diversión


Tenía que recuperar a Pancha, ella lo era todo para él. Esa cachetada le había partido el alma, y ahora no la encontraba. Qué pasa muchacho? Busco a mi polola. Tal vez entró a la Sala de los Espejos. No creo, estaba enojada conmigo. Pues con mayor razón… Los espejos te dan otras alternativas, otros…