Ni que fuera Paraguay


Striper u hombre rana, a veces era difícil diferenciarlo, en concurridas despedidas de soltera, dónde la novia se derrite como hielo entre sus dedos al correr el show, alegre, burbujeante y feliz…

Anuncios