Tembloroso


Temblor, temblor, temblor, cuándo dejarás de mecerme?

Cuándo dejar de jugar con olas que te inventas, cuándo dejarás a los títeres con sus cabezas?

Temblor, escucha, anda a ver a esos niños correr, a esos ancianos llorar y a esos curas suplicar por sus pecados.

Pero no te olvides temblor, que a mí lo que más me gustan son tus réplicas, que aquí te espero cantando.

Anuncios