Poetas malditos


Los poetas malditos conocen tus rodillas mejor que nadie.

Escriben con su pluma sobre fuego con tu sangre y hacen mariposas con tus lágrimas.

Son los dueños de tu dolor, son los amos de la desolación y los príncipes olvidados.

Los poetas malditos no son de este mundo, pero, de vez en cuando, pasan un tiempo oscuro por acá.

Y si están de gracia, puede que te den un segundo de sol, entonces, sólo disfrútalo, disfrútalo porque jamás nunca volverá, eso es algo con lo que te puedes conformar por el resto de la eternidad.

Anuncios