El Dom castrati


Y sí, un Dom castrado por la vida sadomasoquista, no deja de ser un Dom imposible pero probable. No dejar de dominar, de disciplinar, de transformar la experiencia carnal en una sublimación espiritual, aunque no pueda sodomizar.

Se saca con acetona


Un revolucionario invento para el mundo fetish, compre yá mismo la pintura corporal de latex que cuida la piel. Son latas de un fino spray de pintura cuya apariencia sobre la piel es la de un traje de latex, muy pero muy ajustado, que permite a los poros respirar y que se puede quitar fácilmente…