ola k ase


El martes vi el primer zombie, era mi rostro en el espejo. No podía entender lo que veía, mi razonamiento se perdía entre nubes de hambre, un hambre desbordante, sólo quería comer, comer. Mi cuerpo se convulsionó y dejé de pensar. Ahora sólo soy espectador del horror. Anuncios

Yo soy Sísifo!


Ahí va el héroe, o sería un ladrón? Ahí va Sísifo, con su roca, haciéndola rodar cuesta arriba. Cada dedo apretado, cada uña perdida, le hace recordar a Zeus y su madre. Pero ya en la cumbre todo es gloria, la roca cae y el respira, ahora dormirá… Zeus… Ya bajaré.

Fragmentos de los Cuentos de Belcebú


No existe tal cosa como la mala suerte, mi querido Eustaquio. Existe sólo la ley de causalidad, que tampoco tiene la condena de fatalidad del karma. Pero hay una poderosa fórmula mágica que te liberará de tus sufrimientos terrenales, firma aquí.

La chica reflejo


Caminaba como si todo fuera normal y muy natural, pero al llegar a la esquina se detuvo. Tenía dos opciones regresar sobre sus pasos o dar el salto. Si saltaba volvería a caer en alguna superficie reflactante y eso podría ser malo. Al menos esta multitienda tenía de todo.

Y qué le digo al otro


#Fragmentos Dices que la verdad es inalcanzable y que por eso no debemos perder el tiempo buscándola? No es cierto que el recorrido de un viaje suele ser más importante que el destino? Entonces buscar la Verdad no debiera por sí mismo lo más importante aunque nunca la alcancemos?

Un bebé que llora sin parar


– Qué? Pero por qué? – No sé, ya siento el llamado, eso es todo. Voy a encarnar muy pronto. – No quiero. Te necesito conmigo. Qué haré? Encarnar también? Es una locura allá abajo. Jamás te encontraré! Y si eres hombre y yo también? Definitivamente No. Ya era muy tarde.

No llores más, el recreo por fin terminó


De regreso a casa Juan iba silbando una alegre melodía. De súbito un pavor demencial se instaló en su mente por aquellos rincones oscuros. Interrumpió su silbido y una a una se fueron apagando las luminarias. Silbó una vez más y salvó el último farol. Pero empezó a llorar.

Drug Color


Era el mejor maquillaje de su vida, se veía espectacular y se sentía mejor. Unos días después tuvo la necesidad de maquillarse otra vez, pero el precio era altísimo. Finalmente lo pagó, y mientras la maquillaban volvió a los brazos de su padre que la mimaba a besos.

El Infierno sería un mejor lugar


Lo Ente, había visto la Creación y entendía todos sus mecanismos. Actualmente disfrutaba su vacuidad dentro del Cosmos. Pero el azar hizo que la Tierra atravesara una de sus dimensiones. Aquel, innombrable, se fascinó con estas pobres criaturas y las sometió a su placer.

El techo se derrumbó


Terminado su curso de Tarot, decidió lanzar las cartas para sí. Había tardado tres meses en comprender todo su simbolismo y ahora estaba sólo frente al espejo de su destino. Las cartas le hablaban, le decían una y otra vez que le quedaba poco tiempo de vida. Debía salir?

Una más…


No eres tú, soy yo. Cuando se lo dijo así de repente, ella no lo entendió como debía. Simplemente concluyó que era la típica frase para terminar una relación. No pudo comprender que sólo era una amiga imaginaria, que él se inventaba en sus momentos de angustiosa soledad.

Las premoniciones no siempre son muy claras


Apenas comenzó a jugar con el cuchillo, dando punzadas sobre la mesa entre sus dedos, tuvo un recuerdo. Esto lo había hecho antes. Fue en un barco, un barco pirata. Allí se conectó la mano y se le infectó. Por este motivo se la amputaron y le pusieron un garfio. – Auch!