Ya sabes


Y si se acaba el vino, no importa mientras tenga tus besos. Y si se acaban las velas, no importa mientras tenga tu abrigo. Y si, mejor te tomas ese vino y te acuestas conmigo mientras voy apagando las velas. Coloquios de una cena perfecta y unas piernas divinas.

Desierto


Seco, sin frutos, vetusto como el tiempo con granos de arena del tipo galaxia en espiral. Al menos mi giro es dextrógiro, exéntrico y caótico. Reververando con los vientos, voyereando el voyeur y kinkster autodidacta. Spanker si puedo, cuando lo demás es desierto. Lo bueno es el cielo tachonado de estrellas, para cada una tengo…

Devorando tus pecados


Todo comenzó con tus besos, dónde lo Inmaterial se hace mortal, dónde el Cielo baja hasta la Tierra y continúa su viaje hasta hundirse en tu Sufrimiento. Allí, y sólo allí, conocí tu Paraíso Infernal, con un Invierno que parece Verano y un Otoño Primaveral. Tus hábiles dedos descifraron mi braille escrotal y mis pensamientos…