Mujer imaginaria


Tú, mujer imaginaria, haz hecho de mi vida real una vida compleja, con tus besos imaginarios bien acompañados de caricias imaginarias en una cama en solitario. Mujer imaginaria, qué pretendes de mis complejos? No te basta sólo sucubizarme de forma imaginaria? Tus orgasmos imaginarios que no tienen fin, tampoco tienen piedad de mi. Cada día…

Minón


Faltan palabras, faltan palabras para describir la belleza perfecta, la Venus ideal y original que en el mundo de Platón creó a la diosa. Faltan vocales y consonantes, mientras el Cielo se desgarra y caen al suelo los ángeles ambobados. Minón, no hay otra forma de decirlo, no es la mejor, pero es que faltaban…

Poesía Regia


Regias son estas décimas, porque en siete se basan y de moda no pasan. Nunca serán enésimas, porque serían repésimas. Si engalanan la cosa, mucho reirá la esposa. Pronto se verá ardiente, frente a su pretendiente, como chiquilla hermosa.

Qué es poesía?


Poesía son tus labios que mudos no hacen silencio sino poemas. Besos en décimas o sonetos, pero besos de poetiza alucinada con todo. Poesía es cómo te conocen mis manos que se aventuran en tus misterios como si fueran primera vez, otra vez.

Dulce libélula


Llevas mi nombre en tu sangre y si gritas mis vocales, mi consonantes te han de estremecer. Vuela alto, vuela lejos, que mi sombra no te alcance, pero déjame jugar con tus cabellos aterciopelados de besos sin misericordia. Tus alas me enloquecen, me llevan a tus mundos prohibidos, tan oscuros como luminosos, dónde todo es…

Amor líquido


Tus líquidos y los míos, compartiendo un mismo océano, dónde nuestras consciencias se funden en la unidad del ser y el amar. Es un solo instante de tormenta, pero así es el amor eterno. Si quieres más amor, no dejes de amar, pues el océano es muy exigente.

Uñas rojas


Tu color rubí escarlata de rojo incandescente, insoportablemente indecente. Un pelo de fuego que derrite mis ojos, que sólo descansan en tus sanguinolientos labios voluptuosos y llenos de sensaciones innombrables que terminan con tus uñas clavadas en mi piel, entre tus gritos y los míos.

Eso que tiene la música


Cuánto sentimiento que viaja por el éter, cuántas frecuencias cuyos hilos estremecen mi alma. Una licuosidad que emerge de mis ojos, una esperanza que se redibuja en mi nostalgia. Cuánto sentimiento que anda suelto, cuántas veces he de robármelos. Unas gotas inesperadas de grietas emocionales, unos cánticos entre dulces y salados. Eso que tiene la…

El problema con los pezones


Es que los pezones no sólo roban miradas, es que cuando están erectos arrancan los ojos de sus cuencas y ya no queda nada más por admirar. El dicho sólo tengo ojos para tí se vuelve literalmente trágico y agónico, con esa agonía que se vuelve sed y locura. La ceguera femenina emerge cuál emperatriz,…

Introspección


Ayer no pasé por tu casa, estabas escondida entre mis sábanas y abusabas de mis pesadillas. Ayer no pasé por tu casa, porque estabas embadurnada de mis emociones y te resbalabas sin caer ni levitar. Ayer no pasé por tu casa, tú ya vives en la mía.

Grimorio carnoso


El casto monje loco por fín terminó de tatuar todo el grimorio sobre la piel de la docella, pura y virginal como una paloma en un nuevo amanecer. Para concluir su obra faústica era necesario conocerla y así acometió su ruin trabajo, el que concluyó con felicidad al tiempo que terminaba de recitar entre las…

Exploraciones digitales y analógicas


Ya sabes, ya lo sabes, mis dedos son los grandes exploradores de tu cuerpo, tanto es así que bien podríamos decir que conocen hasta tu alma. Y qué decir de esas noches bajo las estrellas de tus sábanas, donde casi perdidos, encontraron su refugio entre tus encantos, rinconcillos perfectos para descansar y merendar. Ah, pero…

Ay pobre de mi


La mujer que amo, sabe que la amo y que sólo quiero darle alegría a su cuerpo, ey noche buena. Pero sabe que podría partirla en dos, sin querer queriedo y que el simple roce con fruición podría hacer hervir su sangre. Mejor me calmo, me pongo mis lentes y me voy a hacer otro…