Ser y Nada?


Ser o no ser, nada o no nada (se ahoga) 🙂 El vacío o la nada? Horror vacui!!! En el origen Todo era nada o era vacío? La nada es nada, pero el vacío implica un espacio o no? Sin espacio no hay tiempo y no hay tiempo para nada. En el origen hubo una…

Dulce libélula


Llevas mi nombre en tu sangre y si gritas mis vocales, mi consonantes te han de estremecer. Vuela alto, vuela lejos, que mi sombra no te alcance, pero déjame jugar con tus cabellos aterciopelados de besos sin misericordia. Tus alas me enloquecen, me llevan a tus mundos prohibidos, tan oscuros como luminosos, dónde todo es…

Río de Estrellas


Anoche sembré un río de estrellas perladas en las lomas de tu espalda y su desembocadura. La misma Vía Láctea te celó desde su altura, porque los ángeles boquiabiertos y bocones no paraban de loar tu hermosura. Tú, tus montes y piernas infinitas que se perdieron entre sábanas egoístas, son la causa de tántos delirios.…

Sueño de una noche de soprano


Tú Titania, yo Oberón. Nosotros en verano y yo soñándo toda la noche tus paroxismos de soprano, a veces de contraalto y otras más abajo. Sueños tan cálidos que la noche se siente fría. Tus besos son espejismos de placer que me hacen creer que la noche no tendrá fin, al menos no uno sólo,…

El día que me quieras


El día que me quieras se acabará el Mundo, los Cielos se abrirán y los Ángeles caerán. El día que me quieras se parará el Tiempo, y los agujeros negros devolverán todo lo que nos han robado. El día que me quieras Pitágoras conocerá al Aleph y juntos crearán nuevas caracolas universales dónde tus constelaciones…

Furia de Titanes


Chocan huesos contra huesos y todos se estremecen. Son movimientos telúricos que los dejan sin aliento. Las placas tectónicas hacen brotar manantiales de leche caliente que los ahogan de vida nueva. Mientras que el cielo agónico deja caer su última lluvia por doquier y los cuerpos son enterrados una y otra vez.

Oda al Agujero Negro


Entre una membrana y otra lo más sexy son sus agujeros negros y la constante G… Tienen un erotismo oscuro y muy profundo entre espacios toroidables obscenos y verdaderamente complejos como ese teorema de Fermat. Aleluya!

Uñas rojas


Tu color rubí escarlata de rojo incandescente, insoportablemente indecente. Un pelo de fuego que derrite mis ojos, que sólo descansan en tus sanguinolientos labios voluptuosos y llenos de sensaciones innombrables que terminan con tus uñas clavadas en mi piel, entre tus gritos y los míos.

Goodbye meters


Adiós a los metros… Adiós a los medidores… Adiós a los medidores analógicos. Cómo extrañaremos vuestra lógica, que tantos buenos momentos nos dio. Bienvenidos medidores inteligentes, pillines y vivarachos, que por casi nada lo cobran todo y más. Cobran emociones, cobran sueños, cobran esperanzas, cobran deseos. Bienvenidos medidores vivarachos, qué será de nuestras penas, de…

Mi paracaídas


Ayer 1 de marzo perdí mi paracaídas y me estrellé muy duro contra el piso. Con mis huesos quebrados, con mi alma trizada, con mi corazón sangrando y mi ojos hinchados trato de levantarme, trataré de levantarme. Espero tener la dicha de al morir volverte a ver, pero mientras tanto seguiré poniéndome de pie. Te…

Cuchillas en el viento


Eso son tus palabras, cuchillas en el viento. Y vienen con mucho filo, y las gotas de sangre salpican mis murullas, que también son tus murallas. Un barrial carmesí inunda todo rincón inundable, sumergiéndose allí esas palabras que caen gravitando su pesadez. Así hoy morimos desangrados por toda la tintura dicha y la falta de…

Un salú por el charquicán perdido


Oh charquicán, qué te has hecho, por cuáles platos perdidos te has esfumado? Oh charquicán, mi charquicán, no te des aparezcas, vuelve, vuelve a mi, a mis años de niño, a mis recuerdos perdidos.

Eso que tiene la música


Cuánto sentimiento que viaja por el éter, cuántas frecuencias cuyos hilos estremecen mi alma. Una licuosidad que emerge de mis ojos, una esperanza que se redibuja en mi nostalgia. Cuánto sentimiento que anda suelto, cuántas veces he de robármelos. Unas gotas inesperadas de grietas emocionales, unos cánticos entre dulces y salados. Eso que tiene la…

El problema con los pezones


Es que los pezones no sólo roban miradas, es que cuando están erectos arrancan los ojos de sus cuencas y ya no queda nada más por admirar. El dicho sólo tengo ojos para tí se vuelve literalmente trágico y agónico, con esa agonía que se vuelve sed y locura. La ceguera femenina emerge cuál emperatriz,…

Smoking de arpillera


Que buen lejos tiene el traje negro La prestancia y distinción que desea todo suegro Pero en el abrazo cercano duro y jodido Parece al final que todo se ha perdido.

Introspección


Ayer no pasé por tu casa, estabas escondida entre mis sábanas y abusabas de mis pesadillas. Ayer no pasé por tu casa, porque estabas embadurnada de mis emociones y te resbalabas sin caer ni levitar. Ayer no pasé por tu casa, tú ya vives en la mía.

Esto es poliamor


Amo tus momentos, así como tus tormentos. Amo tus locuras, así como tus diabluras. Amo tus canciones, así como tus emociones. Tus ojos, orejas, labios todos, codos, rodillas, curvas de esas y aquellas, sabores de antaño y de hoy en la cocina con café y un buen pan con mantequilla. Sí, eso debe ser poliamor.