Adiós Hermano


La Larga Noche por fin os ha alcanzado, pero no temáis ni por un segundo de la Eternidad. Ese lugar al que vais, nos llama a todos. Si os lloramos es por amor y si reímos es por los buenos momentos. Adiós Hermano, que vuestra Luz en el Oriente nos guíe otra vez al reencuentro,…

Poesía eres tú


Por primera vez en tus labios, vestidos sólo con dientes sensuales, paisaje no por mi explorado. Tus bucles ansiosos, acarician mis manos, con primitivo celo y sedosidad. Los nuevos tonos de tú piel, ahora compartida, son sonetos de aguamiel, tan tuyos y tú tan mía.

Perros felices


La cola, siempre la cola, pero no es toda la felicidad de un perro, también lo son sus carreras, o sus giros de medio cuerpo con dos patas en el piso o esos fantabulosos saltos con giros de 180 grados mientras ladran a los ladridos y la Luna en una fría y lejana noche cualquiera.

Moby Dick (el padre ausente)


LLAMADME ISMAEL. Hace unos años —no importa cuánto hace exactamente—, teniendo poco o ningún dinero en el bolsillo, y nada en particular que me interesara en tierra, pensé que me iría a navegar un poco por ahí, para ver la parte acuática del mundo. Es un modo que tengo de echar fuera la melancolía y…