Mujer imaginaria


Tú, mujer imaginaria, haz hecho de mi vida real una vida compleja, con tus besos imaginarios bien acompañados de caricias imaginarias en una cama en solitario. Mujer imaginaria, qué pretendes de mis complejos? No te basta sólo sucubizarme de forma imaginaria? Tus orgasmos imaginarios que no tienen fin, tampoco tienen piedad de mi. Cada día…

Caminante no hay camino


Está oscuro, tan oscuro que los ojos cerrados son más luminosos, seguro que te habrás dado cuenta que si los aprietas ves unos pequeños relámpagos, y por eso te digo que son más luminosos. Creo que mejor nos ponemos de rodillas, porque ya no toco el camino y no sé si estamos frente a un…

Somos tierra de hojas


Entre gallos y medianoche, pasó un segundo y nada más. Luego de 100 años de soledad, no quedan ni los huesos, solo un primitivo jardín. Tierra de hojas es lo que somos, es lo que seremos. Algún día, unas florecitas dulces les dirán al mundo que alguna vez hollamos la tierra con nuestro caminar.

La unicidad irreemplazable


Porque eres único, eres irrepetible, irreemplazable , y tu pérdida es la devastación total, el primer apocalipsis, el dolor innombrable, no deseado, el laberinto final. Nada hay más profundo, más oscurro, ni más terrible, ni más verdadero. Ese dolor desgarra la tela del tiempo, vuelve plasma las arenas de espacio y lo succiona todo, no…

En un lugar de la mancha


En un lugar de la mancha, un pequeñito corpúsculo comenzó a crecer en un proceso hiperinflacionario, que en una 65 mil millonésima de segundo abarcó todo nuestro Universo. De un momento a otro nos convertimos en seres de sombra y nuestra peor pesadilla se volvió nuestra más terrible realidad. En un lugar de la mancha,…

Momentos


El pasado ya no existe sólo este pletórico momento, de una larga vida que se ignora así misma, dónde el nihilismo es la vida misma. Sólo tengo este momento para amar y amaros. No importa el momento de ayer dónde traficaba armas o el de antes de ayer dónde traficaba drogas o el de ante…

Trululú


Tú, distópica princesa de primaveras obscenas y pensamientos impúdicos, que bajo tu Hábito negro llevas un erótico látex más brillante, Trululú. Por qué me sueñas? Por qué en mi arrebatadas madrugadas no estoy en mi cama? Por qué mi alma está en tus sueños, en tus montes y tus llanos? Por un obelisco, a las…

Nadie es más rudo que la Santa Muerte


No hay espada ni bala ni alma asesina más letal que la Santa Muerte. No hay nadie más terrible, nadie más cruel ni más egoísta que la Santa Muerte. No hay, no hay. No hay más que la esperanza de Pandora, que en un futuro se acuerde también de nosotros y que no sea demasiado…

Qué feo


El degenerado subió al carro del Metro y buscó con su mirada turbia a la próxima víctima. Al fondo, iba solitaria una chica muy linda, de minifalda y blusa con delicados pabilos. Sin pensarlo más, se acercó a la muchacha que usaba un jockey pintoso, que por la posición no dejaba ver bien su cara,…

Mejor no escribir


En ocasiones es mejor no escribir, emociones que se deben desterrar muy lejos, muy hondo, tan hondo que nunca deben ver la luz ni tus ojos. Hay emociones que son titanes, destrucción en estado primigenio, Cthulhu personal, que si dejamos despertar arrasarían con todo, nos arrasarían sin más. Esas emociones están aquí, las he vuelto…

Mi paracaídas


Ayer 1 de marzo perdí mi paracaídas y me estrellé muy duro contra el piso. Con mis huesos quebrados, con mi alma trizada, con mi corazón sangrando y mi ojos hinchados trato de levantarme, trataré de levantarme. Espero tener la dicha de al morir volverte a ver, pero mientras tanto seguiré poniéndome de pie. Te…

El origen de la soledad


Los científicos al fin descubrieron el origen de la soledad y por qué puede causar la muerte. Viene de una zona abismal, primigenia, de la nada antes del todo. Una dimensión lovecraftiana que se pensaba que era una invención de su autor, pero que hoy es más real que el Sol. La sonda espacial Horizonte…

Mil Pedazos de Slasher


Y si tal vez ponen este otro disco al revés (Mil Pedazos). Cuatrocientos golpes contra la pared -es que nada nada me ha de detener han sido bastantes para aprender – una y otra vez y otra vez a encajar con gracia y caer de pie, – como la suerte de un gato mortal esconderlo…

Me voy de la ciudad


Tal vez si ponen el disco al revés (Voy en un coche): Dile a papa que me voy de la ciudad, dile a los chicos que no volveré más. Desde el “accidente” ya no soy la misma, es que no me puedo quedar. Voy en un coche que robe anoche a un tipo listo que…

Y bailaré sobre tu tumba


Bailaré, cantaré, escribiré poemas nuevos, inauditos e inaudibles. Así que así es como bailaré y bailaré, con versos nuevos y antiguos, con una copa de viño o una botella de champagne. Cantos tumultuosos y melifluos, cantos de cantores olvidados pero no arrepentidos. Cthulhu es mejor que sigas dormido.