Mi credo


Señor, haz de mí un instrumento de tu paz: donde haya odio, ponga yo amor, donde haya ofensa, ponga yo perdón, donde haya discordia, ponga yo unión, donde haya error, ponga yo verdad, donde haya duda, ponga yo la fe, donde haya desesperación, ponga yo esperanza, donde haya tinieblas, ponga yo luz, donde haya tristeza, ponga yo alegría.

Oh, Maestro, que yo no busque tanto ser consolado como consolar, ser comprendido como comprender, ser amado como amar. Porque dando se recibe, olvidando se encuentra, perdonando se es perdonado, y muriendo se resucita a la vida eterna.

Lo rezaba San Francisco de Asís y aunque yo soy librepensador esta oración me encanta.

Asis

Anuncios

9 comentarios en “Mi credo

  1. A mí me pasa lo mismo con esta oración universal, Sibarel.
    Felicitaciones por tu blog y tus microrrelatos. Luminosos.

    Me gusta

  2. Con tu permiso me sumo a tu Credo porque así intento llevar mi vida. A veces no tan bien pero en mi interior con esa intención y voluntad. Otras mejor cuando lees y conoces gente con tan grande corazón. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s