Siesta insomne


Suspiros imperativos imperfectos, transitorios y transitivos. Suspiros de pieles clandestinas en destinos hipotecados en largas filas perdidas. Solo viento, agua y sal, mientras los números se pierden al azar. Llamadas sin nombres. Anuncios

Faltan rapiditos al desayuno


Que el frío, que el calor, que la lluvia, que el viento, que el desierto, que las olas de tu corazón. Pero es que tu cambio climático es real! Mucho CO2, mucho plástico, falta reciclaje ayayay… Más agua mineral sin gas y menos pesadillas con cafeína.

Tienes que reinventarte, Yo Robot


Don Ergumencindo trabajó toda su vida en el campo, y en especial como temporero en la época de la cosecha de manzanas. Un buen y mal día, vio una máquina, un robot, que extraía las sabrosas manzanas por él. Ergumencindo, ven. Mira, tienes que reinventarte, toma tu finiquito. Luego de unos meses sin trabajo, encontró…

Un cardumen de pavos


En la edad del pavo todas las plumas vuelan, las lluvias emocionan y los volcanes erupcionan. En la edad de pavo las gallinas huyen, las golondrinas trinan y tus ojos son oceánicos. En esa edad, las trincheras están a la vuelta de la esquina.

Ausencia infinita


Tú, scáner que me ves como si fuera transparente, que no te importa mi sombra y solo ves mi self. Qué mi carne magra te es indiferente y mis huesos ni te espantan tanto. No me digas que te importo, cuando tu mirada en espiral es tan indiferente como el infinito.

Club 27 con dos hielos por favor


Morir de amor, morir de amor, cómo no, quién no y cuando no. Un solo momento para suspiros que se apagan por aquella ansiedad, aquella locura que corre y quema las venas; enciende la razón como leña seca. Consumir lo que queda por vivir en el último segundo.

Banco para qué te quiero banco


Banco del Estado, bendito seas entre todos los bancos y todos los estados. Por ti aprendo a desarrollar la paciencia, la resiliencia, la abstinencia, la penitencia, permanencia y elocuencia. Gracias, infinitas gracias, a qué otra cosa podría dedicar mi tiempo?

Otra noche más en el cementerio


El marfil de tus osamentas, que ilumina todo, como claro de Luna en mis noches más oscuras; fulgor que lo es todo en eclipses cotidianos. Grito de silencio desesperado, que exhala de tus mudas cavidades. No más lápidas separadas y volvamos el polvo al polvo.

Y si jugamos a las muñecas


Te dejo jugar con mi muñeca, eso si quieres… Ya! Annabelle esperaba ansiosa en la otra habitación, el pedófilo jamás se imaginó cómo terminaría ese día, su último día.

El Pincheira


Ahí estaba él, un verano más pavonéandose con su sunga que parecía que en cualquier momento… Él se reía de las miradas indiscretas, de todas esas incrédulas, pues sabía perfectamente que no necesitaba Viagra, sino Vudú. Carpe díem.

El Monstruo sigue ahí


No hay perdón, no existe el olvido, mientras ese monstruo continúe ahí. Si no lo ves, eso es porque se esconde. No se esconde por miedo, no, eso no, él se esconde porque es maligno. No se esconde de la luz, no, eso no, él se esconde porque es perverso. Gruñirá, blasfemará y atacará cuando…

Vikingo


Qué gran vikingo hubiera sido… Tal vez no hubiera vivido demasiado, pero lo vivido y lo bailado hubiera sido sublimemente brutal. Pura testosterona todo el rato, are you talking to me? Paf! Pum! Paf! Y asunto arreglado. Tú, mujer, ven acá! Y asunto arreglado. Que descubrieron una aldea nueva? Vamos a saquearla! Y asunto arreglado.…

Poetas malditos


Los poetas malditos conocen tus rodillas mejor que nadie. Escriben con su pluma sobre fuego con tu sangre y hacen mariposas con tus lágrimas. Son los dueños de tu dolor, son los amos de la desolación y los príncipes olvidados. Los poetas malditos no son de este mundo, pero, de vez en cuando, pasan un…

Gracias Panchito


Caminante amarillo no hay camino, haces camino al barrer. Tú y tu escobillón, son la gratitud misma de nuestro andar. Barredor no hay camino, pero tú lo haces con tu andar, sacas polvo y rencores botados por los que deshacen este camino, que cuidas con tu andar.

No, por piedad


Un día sin ti, es como un año en el desierto. Un día sin tí, es como morir en la hoguera. Un día sin tí, no es un día, es una herejía, es una abominación, es el acabose. Un día sin tí, es como un perro sin su árbol.

Venom enamorado


Qué es más sutil que la Luz? Los sueños. Qué es más sutil que un sueño? Tus besos. Entonces ilumina mis sueños con tus sutiles besos, no pares que estoy sediento, no te rindas que me disuelves una y otra vez más, hasta correr por tus venas.

Clic


Tu pose, tu luz y tus sombras. Tu roce, tu paz y tus pompas. Esa foto, esa mirada y mis ojos. Pose, de tu universo cóncavo a mi convexidad. Ese iris artificial que te ilumina y me secuestra, es la causa de las causas corazón.

El felpudo triangular


Así como la candela atrae a las polillas, así me atraes tú. Así como la Luna es a las mareas y el viento a las olas, eso que tienes tú es a mí loca pasión. Y por último, te debo confesar que la entrada a tu jardín es el paraíso de mi perdición donde mi…

El guatero chino


La señora Juanita, una friolenta empedernida, leyó un artículo en el diario que decía que se arrendaba “guatero chino” por 5 lucas la noche, con la garantía de calentar toda la noche, así que sin dudarlo pasó su tarjeta de crédito y lo arrendó por una noche para probar. A las 21:00 llegó a la…