Cuerdas


Sudor a cuerdas, a amarras perfectas, a aires de grandeza, a una mezcla de miedo y ahogo y algo más. Rojo intenso y azul de frío, en un péndulo viviente y silente, casi silente. Giros con palmadas bien dadas que gota a gota dejan una impresión, en ella, en él, en mi. Ese qué se…

Reconcomios perversos


Aprieta con más fuerza esas cuerdas, quiero sus marcas permanentes como tus dientes. Que la velas no se apaguen y su cera se haga una sola con mi piel y tus cuerdas. Ve por es vino blanco que ya es hora de dar rienda suelta a la diversión entre nos.

Venganza fría


Ana, era una femdom de un pasado perdido en las sombras del tiempo, que ese día, precisamente ese mismo día, recibió la visita sopresa, aunque prevista, de el torturador. El incauto no fue capaz de reconocerla, y en su infinita ignorancia arrogante le entregó su play list. Ella le sonrió y le dijo, Por supuesto,…

Un Amo, un Maestro


Al terminar la sesión y recuperar el habla María observó, Y ahora que quedaron mis pantis rotas y la tanga hecha jirones, cómo regreso a casa? El la miró con algo de compasión, No te desesperes, yo lo arreglo. Sacó de su bolso 6 carretes de hilo negro. El primero lo enlazó a un dedo…

Oscuro Bondage


Javier tenía más de dieciseis años de práctica de bondage, era todo un maestro. Vivía de hacer espectáculos al respecto, con una puesta en escena muy fuerte, danzando con una sumisa atada de mil formas; bailando entre los vaivenes de su alzamiento. Una tarde, curioseando en el barrio chino, encontró una extraña venta de garage.…

Dom Bondage


– Desátame. – No. – Sr. Desáteme por favor. – No. (Amarras) – Gracias. – Por? – Seguir. – Yo se lo que en verdad quieres y no sabes.

Bondage y gemidos


Cada vez que el maestro terminaba la sesión recogía las cuerdas muy húmedas, impregnadas con sus aromas de mujer. Siempre la primera foto era a la cara, un segundo después de que ella alcanzara el climax, suspendida, erógenamente torturada de placer y sin escape alguno.  Esas primeras fotos eran las más intensas, llenas de energía…

Tus Labios


Son sinónimo de pasión. Son el cuerpo del erotismo. Son el alma de mis besos. Son el fuego que me derrite. Son el Alfa y yo tu Omega, eres mi atadura perfecta, con hilo rojo y todo, que amansa a este Dom y nos convierte en amantes perfectos, con esa violencia inevitablemente dulce.

Akaname


Mikami, tengo problemas con mi pozo séptico; No te preocupes te enviaré a Akaname; Y para qué?; Ya verás, ahora desnúdate y espérame.