Human patchwork


Una simple idea RACSA para un Dom que quiera lucir a su sumi.  Simplemente coserle unos parches de tela a la piel,  simple, elegante y efectivo. El truco es escoger bien las telas y no dejar muchas marcas.  Después con amor todo se cura.  Anuncios

Contrato


Sólo eres Mía. Sólo eres Mía. Sólo eres Mía. La primera clausula se refiere al BDSM en general. La segunda clausula al D/s en general. La tercera clausula al spank, cómo me gusta que seas Mi spankee personal.

Volvemos a lo natural? D/s?


D/s no es cuestión de géneros, da lo mismo H/m o M/h o LGBTI combinado como se quiera. Simplemente es cuestión natural de roles. Y da lo mismo si son vainillas o bedesmeros, pero es seguro que en este último caso es donde realmente se disfruta, porque tienen una regla que los otros no, SSC.

Buscando la sumisa perfecta


Obvio que no existe en términos generales, pues sólo puede aplicar a un conjunto de perversiones que representan de mejor forma el sentir de un Dom en particular, porque una sumisa que “las haga todas” no necesariamente responde a ese sentir. Debe ser en primer lugar una gran spankee. Sí, absolutamente. Totalmente. Debe disfrutar del…

Dómina Viola


Tú, el nuevo, ven. El pobre muchacho llevaba todo el día en CFNM, sirviendo a su nueva Ama, era su debut en sociedad. Dómina Viola había invitado al Somelier del BDSM y unas amigas a una tarde de tertulias. Sus amigas se habían divertido con el milking interruptus de su nuevo sumiso, pero ya era…

Humillación


Es la ofensa al orgullo de una persona o la sensación que experimenta el sujeto de esta ofensa. El orgullo desmedido es perjudicial para cualquiera. Entonces existe un espacio donde la humillación se convierte en una herramienta para corregir a quien lo necesita. Y ese espacio es BDSM.

Hoy el placer es mío


Mi aliento en tu entrepierna no es suficiente, lo sé, quieres algo más concreto y contundente. La frecuencia de mi respiración tampoco es suficiente, lo sé, quieres ese ritmo que te vuela en mil pedazos. Pero hoy es mi día, hoy es mi placer y estoy en el paraíso, tu oasis.

Soy tu sumiso?


– Amor, tengo una pregunta para tí. – Sí, dime. – El otro día leí un artículo y resulta que eso que llamas “nuestros juegos nocturnos” ahí le decían sesión. – Ah, si? – Sí. – Y bueno, qué pasa con eso. – Es que todos esos juegos que me gustan tienen nombres. – Ah,…

De abrigo, nada


​Ella llegó a la cita a ciegas con un abrigo un poco viejo, con el pelo tomado con un palillo y unos lentes para leer. Él la ignoró, pero no fue lo único. Entonces, ella, despechada, le dió la espalda, se sacó los lentes, se soltó el pelo y se abrió el abrigo. Inmediatamente un…

Bragas


La madre encontró una tanga en la ropa interior de su hijo y pensó que ya era un hombre. No sabía que era un sumiso femenizado.