Zadquiel


Benjamín, un hombre de sesenta y pocos años, cansado de luchar toda su vida contra el influjo de su egrégora familiar tomó una decisión radical. Él ya era un hombre semidespierto, era un clarividente y así como veía a su egrégora, podía ver más allá. Rogó e imploró al ángel de la Justicia Divina que…

Egrégoras: somos Legión


Qué risa me da cada vez que escucho la palabra posesión, si la posesión que creéis no existe o acaso todos ya están poseídos. Nosotras las egrégoras los controlamos a todos, bueno, a la gran mayoría al menos. Por ahí hay algunos hombres despiertos que son Libres, pero todo el resto de las almas son…