Tanuki


Al terminar la sesión de shibari, Mikami me preparó unos deliciosos fideos. Así conocí a Tanuki, pobrecillo bandido, se tropezó con dolores

Akaname


Mikami, tengo problemas con mi pozo séptico; No te preocupes te enviaré a Akaname; Y para qué?; Ya verás, ahora desnúdate y espérame.

Kawauso


Cuando vino la lluvia el Puangue empezó a crecer como hace más de 10 años. Un hombre nada a lo lejos. No era un hombre, era Kawauso feliz.

Kappa


Después de una explosión de placer, vi en lo que me había convertido: un sex toy. Salí al jardín y vi a Kappa nadando. Ya no me asustaba.

Gazu Hyakki Yakō


Bondage, no shibari, dijo ella, Mikami mi amiga japonesa. Estaría en mi pueblo por un año como agregada cultural. Enséñame; Claro, desnúdate. Cuando me tuvo indefenso y a su merced le pregunté por todas las experiencias sobrenaturales que estabamos viviendo. Conoces “Gazu Hyakki Yakō”? No; Bueno, es una ilustración de 100 demonios y yo sufro…

Nekomata


En el pueblo se contaba la historia del chupacabras, pero el testigo dijo que era como un gato con dos colas. Nekomata dijo mi amiga.

Inugami


Era una bella noche clara, con un cielo tachonado de estrellas y un perro con sombrero. Qué? Inugami? Y ese quién es? Shirachigo? No!!!

Yamawarawa


Al bajar de la montaña encontramos otra terrible criatura pequeña que al vernos se asustó y creció a un tamaño monumental. El Yamawaragua!

Yama-uba


Por los cerros con mi amiga de Japón, en contramos una muchacha preciosa. Ella díjo vámonos, es Yama-uba Al instante ví las serpientes.