Y todo fue por mi tío Edison


No más cambios de hora por favor, que los pajarillos no cantan, la vieja no se levanta y todo va pa’l carajo. Ni Perú ni Argentina, que nuestra bandera tiene su Huzo propio, en su longitud propia, con su gente propia y entonces por qué no tenemos una hora propia? Anuncios

Y todo por un botón de nácar


Y aquí estoy otra vez, flotando ingrávido entre dos obeliscos de recuerdos pasados, en una naturaleza agónica, llena de momentos estériles, por rieles impíos que marcaron nuestra cruenta historia en el mar que no olvida nunca y cuyas olas lo susurran todo.

Narciso a la hoguera!


Instagram! Ahhh, vanidad, qué pecado más sabroso! Narciso! Ven, apúrate, que Kairos no espera a nadie, ni siquiera a ti. Nada rápido, aléjate de esas profundidades y tómame mi mejor pose con labios de selfie.

Los Protestantes de Hoy no son como los de Antes


Por culpa de los protestantes se acabaron los estudiantes, y no es cuestión de religión ni de “volver al futuro” en los ochenta. Por culpa de los protestantes, los doce juegos ni se juegan. Por culpa de los protestantes hay un límite que rompe los sueños.

Ay! mi escalopa


Me gusta la escalopa porque la escalopa es buena, y mejor si nada en un buen mosto sabroso. Me gusta la escalopa porque la escalopa es divertida, graciosa y rica, y mejor con rocoto que me vuelve loco. Así que, me gusta la escalopa, en verano.

Hurtando al Pobrete Karadura


Renato Pobrete, pobre viejete, vicioso, anodino añejo, vulgar y soez. Desgraciado infame que se pasea por los infiernos de Dante, para buscar una salida que no existe y que no tendrá. Mientras espera a Karadura va Hurtando y riendo sin cesar.

Fue culpa de un hielo


Tú, Cielo, de infintos, de truenos y otros lamentos. Tú, Celeste, de mil lluvias y tantas otras maravillas y auroras boreales. Tú, Infinita, gentil e indómita, sagrada de maneras profanas; eres el momento de momentos sin fin.

Para hacer bien el amor


Oda al mago de las bragas que lo hizo otra vez, con un solo chasquido esos delicados pañuelos se desvanecieron en un sueño. Todos aplaudieron y algunas sonrojadas rieron. Otras, las más osadas, le hicieron una canción, la canción del sur.

Siempre Starbucks


Oh Starbucks, fuimos a por un café con piernas, pero no eran las de hoy sino las del ayer, así que terminamos un tu barra pidiendo un café del día, que seguro es más fresco que estos tres primos, uno, dos y tres.

Todere lere noche


Chiquitere como me gustereríere herecerte el eremor todere lere noche. No te correres ereún porque te veres ererrepentir por irte teren rérepido ere dormir. Bereilemos sin pererar todere lere noche y no te lerementerererés.

Adiós primera capa


Quiero que irrumpas sin underwears por mis iris, y que en mis pestañas se enrede todo ese nylon que te sobra. Quiero que mi olfato recuerde tu primera vez y que mi sombra enloquezca otra vez. El café lo quieres con crema o leche? Eso lo decides tú.

Palindrómico confort oxímoron


En la zona de confort todos son felices, todos se divierten, todos y todas. La zona de confort te regala muchos momentos así, hasta que como el último slide el confort se acaba, entonces sí queda la cagá, cuando el confort se acaba.

Siesta insomne


Suspiros imperativos imperfectos, transitorios y transitivos. Suspiros de pieles clandestinas en destinos hipotecados en largas filas perdidas. Solo viento, agua y sal, mientras los números se pierden al azar. Llamadas sin nombres.

Faltan rapiditos al desayuno


Que el frío, que el calor, que la lluvia, que el viento, que el desierto, que las olas de tu corazón. Pero es que tu cambio climático es real! Mucho CO2, mucho plástico, falta reciclaje ayayay… Más agua mineral sin gas y menos pesadillas con cafeína.