Jack y Bella juntos otra vez


No Jack, tú no me matarás, yo salvé a Bella y ahora ofrezco mi vida por tu salvación. ¿Qué dices Gabriel? Vámos Cura, es tu oportunidad haz el ritual ahora, la transposicón prohibida de Almas. Pero está prohibido. ¿Y qué quieres, tú ya estás en Inferno. El Cura hizo caso a Gabriel, realizó el oculto…

Cómo crees?


– Gabriel! Te conozco, fuiste Venerable Maestro de una Logia Humana, podría decir que fuimos hermanos. Lástima, vengo a matarte.

Y ahora qué?


Enloquecido, por la pérdida de su mujer, decidió engendrar otra igual, pero ni en cien años lo consiguió. El dolor era más fuerte.