El renacimiento


– Pedro. – Dime rumor. – Por qué usan nuestros nombres humanos? – Es más fácil. – Somos Pedro, la piedra del orden en el caos.

Absucción


De pronto el barco se tambaleó y 4 alienígenas grises aparecieron. Me serví dos en ese momento y dejé el resto para desayunar.

Dame más


– Caballero, cuando me volverá a montar? – Mañana a esta misma hora, no se desespere que no la defraudaré. Doolittle salía.