El renacimiento


– Pedro. – Dime rumor. – Por qué usan nuestros nombres humanos? – Es más fácil. – Somos Pedro, la piedra del orden en el caos. Anuncios

Absucción


De pronto el barco se tambaleó y 4 alienígenas grises aparecieron. Me serví dos en ese momento y dejé el resto para desayunar.

Dame más


– Caballero, cuando me volverá a montar? – Mañana a esta misma hora, no se desespere que no la defraudaré. Doolittle salía.

Esa sombra


Caminaba una sombra, sin nadie que la proyectara. La seguí unos pasos hasta que me vió y corrió hacia mi. Huí en un taxi.

Sí ama


Escucha bien, este es el trato, me devolverás todos mis años perdidos, hasta entonces no te dejaré ir. Si no, quedaré eterna en 44.