Somos bucle


Y la historia se repite somos un bucle sin fin de música de violín, para gente en un convite como así yo lo musite. Y somos la misma cosa, fortuna maravillosa. Amores y desamores, millares de sus dolores, para quién sabe y la goza. Anuncios

La mujer perfecta


Tú, mujer que me soportas cada día y que con sonrisa afectuosa devuelves amor a mi mal tiempo. Tú, que sin descanso me regalas un nuevo día, con un corazón vivas y gentil. Tú, que borras mi triste historia a cambio de un presente más digno y pleno. Sólo tú, mujer.

La prostituta sagrada, o el conocimiento de la ciencia del bien y el mal


La moza le  contempló,  al  salvaje,  Al  hombre  bárbaro de las  profundidades del llano: «¡Ahí  está,  oh  moza!  ¡Desciñe tus pechos,  Desnuda tu  seno para que posea  tu  sazón!  ¡No seas esquiva!  ¡Acoge su ardor!  En cuanto  te  vea,  se  acercará  a ti.  Desecha tu  vestido para que yazga  sobre ti.  ¡Muestra al  salvaje la …

La mujer relativa


Su sola presencia curvaba el espacio y hacia más lento el paso del tiempo. La luz se curva ante ella, y ninguna mirada se escapa. Tan sólo verla tiene un efecto rejuvenecedor, como mirar al pasado.

La Gravedad del Amor


La Fuerza de Gravedad es una Fuerza del Amor, ambas son fuerzas de atracción. Y así como la Luna atrae al océano y provoca las mareas, así el océano atrae a los enamorados. La inmensidad del océano evoca la inmensidad del amor verdadero, porque ambos son húmedos y acuosos. Así es la Vía Húmeda.