La tregua


Es un instante de paz profunda en medio de una cruenta tempestad de deseos insatisfechos por largo tiempo. Él la mantiene bajo su poder. Mientras ella se voltea para regalarse un beso. Sus manos recorren el botín, la ha ganado. Ella disfruta esas sensación de estar asi, quieta, como dominando a esa bestia firme que…

No fue un accidente


Si se enredan mis dedos en tu cabello, o Si tropiezan mis labios con tus pechos, o Si mis ojos se pierden tí, Has de saber que no fue casualidad ni accidente, fue pura pasión desvergonzada. Cómo te llamas?

Cocinado a beso lento


Luces y música perfectas. Esa noche podría ser una gran noche. Una falda y una chica perfecta. Un trago y el valor de decir bailamos? Risas y pelo suelto. Cintura y manos. Hasta que luego de tantos giros, de tantas risas y de tantas manos, terminaron labio con labio.