Jaque Mate


El Asesinotuitero @tedefenestrare se sentó sobre el marco de su ventana. Miró a @rtzmrdn por última vez y con un gesto de despedida se dejó caer, llevándose consigo la ventana del mundo de sueños para perderse en su mundo de pesadillas. Allí encontró a Babadook. ¿Qué haces por acá? Pues que me ha pasado a…

El duende de los calcetines


Cuando el número de calcetines guachos llegó a 20 estaba más que claro que tenía un problema de “duende”. La única manera de sobornarlo era con oro, uff… Hice el experimento, compré 3 pepitas de oro y al día siguiente recuperé 3 calcetines. Así que convencido de la causa de mi problema dejé de usar…

La esencia de Mia Shalar


¿Qué pasa Krak, te pusiste rojo de pronto… hum ya sé, es Mia. Grrrpp (Sí, acaba de cruzar la puera principal, te viene a ver). Jaja, no te pongas así, no es de tu tipo por más que te guste. Gr (Eso crees tu). ¡Epa!, búscate tus propios mariscos.

Las pecas de Mia Shalar


1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34… Grp (¿Qué haces?) Repaso las pecas de Mia. Grrrrr (¿Y por qué no lo haces como la gente normal?) Es que cuento sus pecas en espiral, con los dedos. Grgrgr (¿Fibonacci vampírico?) Ja, no simplemente es más placentero.

El defenestrador borracho


Mucha gente cambia su comportamiento cuando está borracho, pero Juanelo Gomez era especial. Cuando Juanelo bebía mucho sentía una compulsión por arrojar por la ventana al prmero que veía. Fue precisamente así como nos hicimos amigos en aquel bar. Gru (Y no te creo nada!)

No soporto tanta belleza


Gr (¿Es broma?) No, es cierto, me duelen los ojos. Grrr (¿Te has vuelto loco ya?). Qué ignorante eres, se nota que no conociste a San Francisco de Asís. Las naturaleza irradia belleza, es una luz muy potente y me daña la vista por ser vampiro. Anda y tráeme los lentes de sol, octópodo hipertrofiado.…

Halet Cambel


Grrrrr (¿Y esa extraña cicatriz en zigzag?) Oh, eso… fue un amor imposible. Grp (No te creo). Es verdad, fue justo antes de los Juegos Olímpicos de 1936. Se llamaba Halet. Grgrgr (¿Y?). Pues bien, era mi mejor momento vampírico y quise, tu sabes… pero ella sacó una daga egipcia muy antigua y me hizo…

Pintando tus uñas


¿Recuerdas que mientras descansabas yo pintaba las uñas de tus pies? ¿Recuerdas que te dormiste? Bueno, mírate las plantas de los pies, verás un corazón y una flecha… porque cada paso que das te acerca a mi corazón. ¿Y la flecha? Ah, sí, es para espantar a los “otros”.