Fantasma


Eres aquel fantasma que vuelve, con las caderas vencidas y el tobillo desvencijado. Eres esa mirada pronfunda en la noche oscura. Eres el insomnio de mil y una noches. Y mientras eres, es que estás conmigo. Anuncios

Madre


¿Cuántas veces he de perderte? ¿Cuatro, cinco, cuántas? Qué karma, cuál karma insolente. De sollozos más lágrimas no gotean, de mares, todos los que quieras. No te pude salvar, no me salvaste y no nos salvaremos, rezo de poeta. ¿Alguna vez nos veremos? Sólo y tantas preguntas quedan, de esos amores que alguna vez fueron…

Silencios acumulados


Y así se veían cada día, por meses, hasta que por el viento le dió la espalda… Entonces el ave supo de todos sus silencios acumulados y decidió emprender su último vuelo…

Adiós Hermano


La Larga Noche por fin os ha alcanzado, pero no temáis ni por un segundo de la Eternidad. Ese lugar al que vais, nos llama a todos. Si os lloramos es por amor y si reímos es por los buenos momentos. Adiós Hermano, que vuestra Luz en el Oriente nos guíe otra vez al reencuentro,…

Maremagnum


Si de niño conocí el infinito, ése fue el mar! Un horizonte sin fin, misterioso como sacar una moneda de mi oreja. Húmedo como una suave lluvia. Salado cómo esas lágrimas sin porqué. Fuerte como el más terrible monstruo que con su cantar arrulla mis sueños y sus pesadillas. Te extraño tanto.

Muerte segura


Me desangro, lentamente me desangro y dentro de treinta años moriré. Moriré demasiado temprano para algunos, pero para mí será demasiado tarde. No veré el invierno profundo, por aunque mi cuerpo se enfríe, yo ya no estaré allí.

Soneto Muerto


Ahí estaba la palabra viva, muriendo sin cesar ni pensar nada, acaso esto ha sido canallada? o es la otra locura primitiva? . Cómo y a quien enviar la misiva? Vamos a una deriva regalada, por la vía del olvido y la nada; vida se por favor muy compasiva. . Qué tristeza es esta vacía…

Fue Sueño de una Noche de Verano


Titania, soy Oberon, soy otoño y cuando tú eres verano. En tí, las flores dan su máximo esplendor y las aves son regocijo y pasión. Pero en mi, las hojas caen y las aves se preparan para el duro invierno que ya se vislumbra tras esas montañas. Eres fuego y yo sólo ese aire tibio…

Ese vacío


Entre nuestros labios está ese vacío brutal e implacable como un abismo. Ese vacío cruel, desgarrador y solitario. Entre nuestros labios sólo hay esperanza, la de una pequeña fluctuación de vacío que termine por cambiarlo todo, un universo nuevo en expansión! Sólo faltan los Observadores, sólo faltas tú y sólo falto yo.