Cuando un Amigo se Va


No es una noche cualquiera, es la más larga, la más oscura, la más fría de las frías y sus lágrimas son puñales por la espalda. Esa sintonía especial, ese contacto único, ese espejo celestial desaparece, se lo roban siempre en el peor momento, en la peor hora, cuando quedaba lo mejor por reir, por…

Deseo


Deseo que el viento nade más fuerte sobre nubes más albas, que los mares susurren tu nombre en cada ola, que tu estrella brille más dulce que el Sol, que tus recuerdos vuelvan a mi en cada pausa, en cada foto, en cada comida, en todas las películas, en el resto de mi vida. Ante…

Se acabaron los cumpleaños


Sólo son recuerdos de momentos felices que se diluyeron en el gran reloj de arena del Pasado. Ya no hay velas y tampoco regalos, sólo los recuerdos de momentos felices que ya pasaron. Ya no hay tortas, no hay libros ni perfumes que recordar. No hay cantos, no hay abrazos, sólo los recuerdos de momentos…

Por qué tú, Kairón


Y me robaste su último momento lúcido, o fui yo y sólo yo. Fueron esas nubes de blanca melancolía, o fui yo y sólo yo. Nubarrones oscurecidos de amargura, o fui yo y sólo yo. Es esta herida que no para de gritar en el silencio de la despedida. Son esos ojos viajando a tierras…

Fantasma


Eres aquel fantasma que vuelve, con las caderas vencidas y el tobillo desvencijado. Eres esa mirada pronfunda en la noche oscura. Eres el insomnio de mil y una noches. Y mientras eres, es que estás conmigo.

Madre


¿Cuántas veces he de perderte? ¿Cuatro, cinco, cuántas? Qué karma, cuál karma insolente. De sollozos más lágrimas no gotean, de mares, todos los que quieras. No te pude salvar, no me salvaste y no nos salvaremos, rezo de poeta. ¿Alguna vez nos veremos? Sólo y tantas preguntas quedan, de esos amores que alguna vez fueron…

Silencios acumulados


Y así se veían cada día, por meses, hasta que por el viento le dió la espalda… Entonces el ave supo de todos sus silencios acumulados y decidió emprender su último vuelo…

Adiós Hermano


La Larga Noche por fin os ha alcanzado, pero no temáis ni por un segundo de la Eternidad. Ese lugar al que vais, nos llama a todos. Si os lloramos es por amor y si reímos es por los buenos momentos. Adiós Hermano, que vuestra Luz en el Oriente nos guíe otra vez al reencuentro,…

Maremagnum


Si de niño conocí el infinito, ése fue el mar! Un horizonte sin fin, misterioso como sacar una moneda de mi oreja. Húmedo como una suave lluvia. Salado cómo esas lágrimas sin porqué. Fuerte como el más terrible monstruo que con su cantar arrulla mis sueños y sus pesadillas. Te extraño tanto.

Muerte segura


Me desangro, lentamente me desangro y dentro de treinta años moriré. Moriré demasiado temprano para algunos, pero para mí será demasiado tarde. No veré el invierno profundo, por aunque mi cuerpo se enfríe, yo ya no estaré allí.

Soneto Muerto


Ahí estaba la palabra viva, muriendo sin cesar ni pensar nada, acaso esto ha sido canallada? o es la otra locura primitiva? . Cómo y a quien enviar la misiva? Vamos a una deriva regalada, por la vía del olvido y la nada; vida se por favor muy compasiva. . Qué tristeza es esta vacía…

Fue Sueño de una Noche de Verano


Titania, soy Oberon, soy otoño y cuando tú eres verano. En tí, las flores dan su máximo esplendor y las aves son regocijo y pasión. Pero en mi, las hojas caen y las aves se preparan para el duro invierno que ya se vislumbra tras esas montañas. Eres fuego y yo sólo ese aire tibio…

Ese vacío


Entre nuestros labios está ese vacío brutal e implacable como un abismo. Ese vacío cruel, desgarrador y solitario. Entre nuestros labios sólo hay esperanza, la de una pequeña fluctuación de vacío que termine por cambiarlo todo, un universo nuevo en expansión! Sólo faltan los Observadores, sólo faltas tú y sólo falto yo.

Perdido


Oh! Cuántas obras maestras he perdido en mi oscuridad, por la simple falta de un candil, una hoja, una pluma y su tinta! Sólo mis ojos tristes se pudieron maravillar con aquellos Quijotes, aquellos piececitos de niños y aquellas canciones desesperadas. Ya las manos no hayan a la musa, está muy oscuro, que con sus…

La puntada sin hilo


Nunca he dado una puntada sin hilo, excepto en la única ocasión en que importaba. Pero ese es un relato estéril como una piedra cuyo último valor es la palabra del hombre. Y si las palabras fueran huecos? Como el abismo mismo, que atrae a la noche más oscura, de suculentas tinieblas. El Verbo hecho…

Mi Hibris


Tengo un jarrón roto, con cuatro extremidades y hecho de seis metales. Se suponía que su resonar sería armonioso, pero esa grieta que tiene sólo le permite emitir tonos perversos, más terribles que la flauta de Pan, porque sólo provocan locura a quien escucha.

Buscándo a Némesis


A veces, sólo algunas veces, veo pasar a Kairos por el rabillo de ojo. Es ese destello tras su nuca. Pero Némesis es otra cosa, ella es implacable, no se anda con escondidillas. Hérmes ya me lo contó, fue convocada para silenciar mi destino por culpa de mi hibris. Así que la busco a ella,…

Castrato


El filo de la Vida, corta las suculencias, sereno e implacable. Flujos interruptus, de dolores del alma. Llantos ahogados en sueños olvidados, perdidos en esquinas prohibidas. Perversiones distópicas, de heroínas que ya no quieren más. Desierto de lluvias, mar de arenas del tiempo que todo lo abrasan con su roce implacable. Ese es el dolor…