Oh, perversa poesía


Los poetas no muertos Traducen los groseros y a veces soeces murmullos de las musas héterosensuales faltas de afectos corporales En melifluas palabras de nuevos afectos y salamerías variopintas Cuyo real y esplendoroso propósito no es afectoreproductor sino el perverso silencio que luego le sigue en teléfonos y nombres olvidados. Anuncios

Esos labios carnosos


Recuerdo el Nirvana, por su esplendor O sería el Valhalla? Por las guerras sin fin. También podría ser el sabor de tus besos. Zen, debo volver a ser uno en tí. Esperanza de un nuevo amanecer entre tus labios, en una cálida caricia al despertar.

Hagámos el gran Ouróboros


Amemonos sin fin. De inicio a fin, una y otra vez y sin parar. Seamos uno, con dos corazones que laten al unísono. Tengamos una experiencia humana por dos espíritus libres y enamorados con pasión divina, como religión de vida. Ouróboros, la serpiente, ya muerde tu cola otra vez.

A sólo un latido


Mi corazón roto sigue latiendo Aunque su prima herida fue tan sólo un razguño, Que lentamente crece cuando gruño Al ver que me sigo mientiendo Porque sé que por ti me estoy muriendo. * Estoy a un solo latido de la catástrofe Solo espero que de ese momento nadie se mofe Pues lo que fue…

Venero a la Diosa


Sí, Venero a la Diosa Pirata. Ella, la de pechos al descubierto, pechos firmes! Ella, la de ombligo desnudo, siempre dispuesto para un buen ron! Ella, la de pantalones anchos, pero sin pantaletas, una prenda menos que lavar. Ella, la de un sable pasivo, pero un mosquete activo. La Diosa del Tricornio y botas stiletto,…

José Miguel y Bernardo


No sabían que entraban y salían por la misma ventana. Hasta aquel triste día en que ella le dijo a uno que se fuera porque sí. Él caballero al salir por la ventana se encontró con las manos de otro que venía entrando con más ganas. Se armó una de las grandes, pero ambos se…

Sexy


Tu vientre de mujer es tan sexy sin preservantes ni aditivos, no hace falta crema, ni ketchup, ni mayonesa, Tu vientre de mujer es perfecto como es, es cuna, es paraíso en la cama, es música en movimiento, es nuestra danza preferida. Tu vientre de mujer entre mis besos, es el momento de momentos, es…

Barparaíso


Eres un barco gris de múltiples olores Tu Barparaíso cuento principal Tus mujerezuelas beben margaritas Todas ellas arrancadas de tu bar Ten presente mis oraciones Que ya no aguanto esta agonía Entre senos de media noche Y alfombras de girasol

Solneto


Oh epifanía mía así arcoíris prohibido, mujeres con no sé yo no sé qué, féminas de los rayos sin porqué, nos dejan todo mudo cohibido. Crucificando pasión y latido, imposibilitando todo arranque, todo saltimbanqui del apumanque, convirtiéndonos así en forajido. ¿Quién será mi perdido señorío? Entre los vericuetos de tu piel, mar clariceleste y voraz…

El ufido de la noche


Ufff, ese despertar de los sentidos Ufff, ese silencio interrumpido Ufff, esas manos que caen hacia el lado para renacer con nuevos bríos Ufff, esos olvidos interruptus que traen tantos nombres prohibos Ufeame otra vez, Tú.

Ardorosidad poética


Tus palabras son feromonas en su tinta que traspasan lo imaginario, curvandonos sobre nos. Lanzan fuegos de artificios, muy bien articulados y verbalizados de manera tan sensual y erótica como tu caminar con sólo el perfume aquel. Oh tus epístolas! Tu puntuación perfecta y descalza. Tus rimas unitarias, ternarias y septenarias, encienden mi estrella flamígera.…

Qué sexy eres


Quedo desnudo frente a tus ecuaciones, tus algoritmos me enloquecen, tu lógica NSFW me somete a tus razones y proporciones. Toda tu Tesis, Hipótesis y Síntesis, me transubstancia, me tergiversa, me enajena como ninguna otrosidad heteromenstrual puede. Eres Mi Verbo, te conjugo como quiero y tu me enseñas a conjugarte en tiempos imaginarios, transformando toda…

Oda a los besos


Esos besos, besos, besos. Respiro besos, desayuno besos, también los bostezo, los acaricio, los enjuago, los salpico y los encargo. Los quiero a granel o por litros de kilos. Quiero los de tu piel en mis labios y tus labios en mi piel, que labios con labios son de los mejores, en el sur o…

Te tengo a tí


Con tu botón entre mis dedos y tu rosa entre mis labios, tienes los colores de mi corazón en tus manos. Atado a tus bucles y ahogado en tu ombligo prohibido, te tengo en el perfume del agua alquímica de mi alma en ebullición. Suélta tus cadenas, que lluevan sus eslabones al olvido y ven…

Oda a tus orgasmos


Adoro ver cómo caen los ángeles del cielo, cómo llueven sus plumas por tu éxtasis religioso que se ilumina por aquella luz divina entre tú y yo. Amo los paroxismos de tu tranverberalisación literal sobre el lienzo de mi piel cuyos bellos apuntan hacia tu cielo. Gozo tu ojos en esa mirada que se pierde…

Musas o súcubos


Cuál es la diferencia si me tenéis a horcajadas entre las piernas? Mi inspiración profunda en un facesitting de tiempos compartidos. Cómo masajes de pies a cabeza pueden ser tan completos en tan corto viaje? No nos apresuremos musas pervertidas por esta pasión que nos alucina y nos devora en el primer cículo del infierno…

Vengo a pedir…


No, no pediré tu mano, eso lo pide cualquiera. Yo vengo a pedirle tu cuello. No sé cómo pasó, tal vez fue su perfume, ese que olvidé y me hizo olvidar. O quizás sus bellas curvas, esas por la que se deslizan suavemente mis más apasionados besos. Como sea que sea, hoy vengo a pedir…

Tanga y Bras


Inseparables. Inseparables? Todo era fraternidad, de la buena, de esa de la niñez… Hasta que llegó el Tiempo. Ese Tiempo, cuando Bras gritó LIBERTAD y se soltó. Tanga no lo entendió de inmediato, necesitó algo de tiempo. Cuando la humedad se hizo insoportable, entonces y sólo entonces Tanga y Bras se reconciliaron.