Barparaíso


Eres un barco gris de múltiples olores Tu Barparaíso cuento principal Tus mujerezuelas beben margaritas Todas ellas arrancadas de tu bar Ten presente mis oraciones Que ya no aguanto esta agonía Entre senos de media noche Y alfombras de girasol Anuncios

Lo que la piscina es


Nos quita el estrés o nos roba la vida Nos quita las penas o nos roba la alegría Nos quita el calor o nos roba el aire que respirar Pero cuando su agua está calma, vemos que es tan sólo un espejo de nuestra alma

Dios mío, qué solos se quedan los muertos!


Ya lo dijo Bécquer en su triste meditación, en su poesía de ojos cerrados, en su canto a la melancolía, en una habitación en penumbras, en un momento de angustia, donde el duelo es Don Señor, donde no queda más que dolor. Dónde hubo un alma ahora sólo queda un vacío, un cuerpo que ya…

Solneto


Oh epifanía mía así arcoíris prohibido, mujeres con no sé yo no sé qué, féminas de los rayos sin porqué, nos dejan todo mudo cohibido. Crucificando pasión y latido, imposibilitando todo arranque, todo saltimbanqui del apumanque, convirtiéndonos así en forajido. ¿Quién será mi perdido señorío? Entre los vericuetos de tu piel, mar clariceleste y voraz…

Un Fantasma en el Sol


Al comienzo pensaron que se trataba de una mancha solar, pero su movimiento errático y a la vez permanente, junto con un aparente aumento de tamaño, provocó inevitablemente el pánico en la población mundial. ¿Qué demonios era eso que parecía orbitar al Sol? ¿Cómo podía tener el movimiento de una polilla? ¿Cuál era su tamaño…

Mi Sol


Natural blonde, tus rayos me traspasan con cálidos azúcares piel sobre piel, con amarillo terciopelo y satín, con y sin encaje en mi corazón. Enciendes las antorchas de una desbocada pasión, con poca estatura y con mucho tacón. Natural blonde, de noches de luna eufórica, de esperanzas encendidas y una voz que se extingue a…

Te extraño


Te extraño como sólo se puede extrañar a la lluvia, como las nubes al viento, como las risas a las lágrimas, como la vida al recuerdo. Te extraño en sueños perdidos, en noches sombrías sin Luna, en la taza de café que se enfría, en la plaza sin Sol. Te extraño como si la vida…

San Cristobal – patrono de los viajeros


Fue el hombre más fuerte del mundo después de Hércules, pero como éste fue un semidios podemos convenir que aquél sí fue el más fuerte. Sin embargo, sería su orgullo arrogante lo que sellaría su destino. Decidió que sólo podía trabajar para el más poderoso y así se puso al sevicio del rey más temido.…

Bereshit bara Elohim


Los dos comienzos, por el cuál la Luz fue escondida y encerrada en la alianza, así las flores aparecen sobre la Tierra. Cuando el Arcoriris decreta que es el tiempo de exterminar a los culpables, los niños pequeños que estudian el Secreto logran Su misericorida gracias a la “A”, la “I” y la “J”. El…

Ménage à Trois Sagrado


El sexo es asunto de a tres, al menos el sexo sagrado, dónde ocurre la magia, lo que es fértil, lo demás es sólo sexo. Así lo constatan diversos estudios de sexo sagrado en distintas religiones. En ese espacio pequeño de los amantes hay que hacerle un espacio a Dios, sólo así bajará su misericordia…

Oda a la piedra que hay en tí, cuando son las 11:11


Eres piedra, piedra bruta, piedra pulida, piedra filosofal, piedfa cúbica y también un espejo de piedra. Por las coincidencias significativas, haz que las piedras de tu Jardín sean tu Jardín de piedras, cuatro veces grande, como las cuatro funciones de tu consciencia. A las 11:11, sincronismo perfecto de las cuatro etápas de mi ánima, veo…

El Hombre Cósmico


De pronto Pancracio se vio como un guardia Imperial, con buen salario y buen vivir, hasta que la princesa murió víctima de una maldición desconocida peor que la muerte misma. El Gran Soberano nombró a siete guardias para velar su cadáver, pero en cada amanecer la princesa revivía para matar a uno de sus custodios.…

Bosca


Con los fríos que hacían, Juan le echó el último palo a la estufa de combustión lenta – Bosca – y se fue a dormir. A las 2:34 se despertó por unos extraños golpes que venían de la Bosca. Su sorpresa fue mayúscula al ver a un duendecillo de fuego tratando de salir de aquella…

El “pistacho” vacío


En el manicomio del downtown, se encontraba don Segismundo, un lunático de alcurnia, gracias al cuál dicho recinto contaba con las mejores instalaciones posibles. La peculiaridad de don Segismundo era la de encargar cada semana varios kilos de pistachos. Después de las noticias del medio día se sentaba frente al televisor y sacaba los pistachos…

Ánimus


Jovanka soñó que la muerte vendría por ella, pero no sabía quién sería. Al tercer día, volvió a soñar, pero esta vez llegó un joven apuesto a pedirle alojamiento en su hostería y luego de llegar a un acuerdo en el precio, le pidió algo de beber. Así los minutos se convirtieron en horas y…