Azafata de mi corazón


Fue un solo vuelo y ya. Fueron tus nubes y tu taconeo singular. Fueron tus piernas más allá y más acá. Fueron tus labios, tu sonrisa y tus besos. Fueron tus mimos, tus cariños en las alturas, en los descensos y todas esas locuras. Y yo, yo no fui. Anuncios

Vuelos clandestinos


Cómo olvidar esos aplausos anónimos de nuestros aterrizajes forzosos? Cómo podrían olvidar mis manos tus piernas incomensurables, dónde cada recorrido era primera vez? Cómo olvidar tus alucinaciones, si me es imposible olvidar como me hacías alucinar? Imposible es una pobre palabra al lado de todo lo que perdí, un hada mágica que como un arcoiris…

Minón


Faltan palabras, faltan palabras para describir la belleza perfecta, la Venus ideal y original que en el mundo de Platón creó a la diosa. Faltan vocales y consonantes, mientras el Cielo se desgarra y caen al suelo los ángeles ambobados. Minón, no hay otra forma de decirlo, no es la mejor, pero es que faltaban…

Fitness


Sudor de ángeles milenarios que vaporizan colesterol entre millas de ilusión. Vientos huracanados de ríos vasculares que eternizan la pasión. Dulces golondrinas de stevia que preparan un verano sin polera pero con zanahorica pigmentación. #OdasIncompletas

Un día cualquiera


En un triciclo de luz azul sobrevolaré los siete mares hasta encontrar ese unicornio pegaso, que un día se escapó de tus brazos. Cuando lo encuentre, lo guardaré en el Cielo, en tu zenit, para que cada vez que alces la vista lo veas jugando con tus estrellas. Y cuando sonrías, tus labios se humedecerán…

Flor


Tus pétalos son ese misterio colorinche que evoca recuerdos jamás olvidados, de un espíritu alucinado. Tus velos son las velas con las que vuela mi imaginación. Tus susuros de flor primaveral, son las trompetas celestiales que derriten mis hielos eternos en una copa del más fino licor. Y tus besos? Esos relámpsgos de fuego definitivamente…

Poesía Regia


Regias son estas décimas, porque en siete se basan y de moda no pasan. Nunca serán enésimas, porque serían repésimas. Si engalanan la cosa, mucho reirá la esposa. Pronto se verá ardiente, frente a su pretendiente, como chiquilla hermosa.

Dulce libélula


Llevas mi nombre en tu sangre y si gritas mis vocales, mi consonantes te han de estremecer. Vuela alto, vuela lejos, que mi sombra no te alcance, pero déjame jugar con tus cabellos aterciopelados de besos sin misericordia. Tus alas me enloquecen, me llevan a tus mundos prohibidos, tan oscuros como luminosos, dónde todo es…

Amor líquido


Tus líquidos y los míos, compartiendo un mismo océano, dónde nuestras consciencias se funden en la unidad del ser y el amar. Es un solo instante de tormenta, pero así es el amor eterno. Si quieres más amor, no dejes de amar, pues el océano es muy exigente.

El día que me quieras


El día que me quieras se acabará el Mundo, los Cielos se abrirán y los Ángeles caerán. El día que me quieras se parará el Tiempo, y los agujeros negros devolverán todo lo que nos han robado. El día que me quieras Pitágoras conocerá al Aleph y juntos crearán nuevas caracolas universales dónde tus constelaciones…

Furia de Titanes


Chocan huesos contra huesos y todos se estremecen. Son movimientos telúricos que los dejan sin aliento. Las placas tectónicas hacen brotar manantiales de leche caliente que los ahogan de vida nueva. Mientras que el cielo agónico deja caer su última lluvia por doquier y los cuerpos son enterrados una y otra vez.

Comerse a besos


Dicen… Dicen que el desayuno es la comida más importante del día… Entonces que tenemos para el desayuno, besos! Muchos besos por doquier, besos muy lentos para que duren todo el largo día. Y al almuerzo? , bueno, si se puede, más besos para no romper la dieta. Y a la once?, el que pueda,…

Uñas rojas


Tu color rubí escarlata de rojo incandescente, insoportablemente indecente. Un pelo de fuego que derrite mis ojos, que sólo descansan en tus sanguinolientos labios voluptuosos y llenos de sensaciones innombrables que terminan con tus uñas clavadas en mi piel, entre tus gritos y los míos.

Eso que tiene la música


Cuánto sentimiento que viaja por el éter, cuántas frecuencias cuyos hilos estremecen mi alma. Una licuosidad que emerge de mis ojos, una esperanza que se redibuja en mi nostalgia. Cuánto sentimiento que anda suelto, cuántas veces he de robármelos. Unas gotas inesperadas de grietas emocionales, unos cánticos entre dulces y salados. Eso que tiene la…

El problema con los pezones


Es que los pezones no sólo roban miradas, es que cuando están erectos arrancan los ojos de sus cuencas y ya no queda nada más por admirar. El dicho sólo tengo ojos para tí se vuelve literalmente trágico y agónico, con esa agonía que se vuelve sed y locura. La ceguera femenina emerge cuál emperatriz,…

Introspección


Ayer no pasé por tu casa, estabas escondida entre mis sábanas y abusabas de mis pesadillas. Ayer no pasé por tu casa, porque estabas embadurnada de mis emociones y te resbalabas sin caer ni levitar. Ayer no pasé por tu casa, tú ya vives en la mía.