Conclusión Erótica


Después de mucho pensar… he llegado a la conclusión que el bendito pezón es la guinda de la torta… Hummm, bueno el clítoris también podría ser… hummm. OK, las tortas grandes tienen tres guindas, listo.  

La máquina expendedora de sexo oral


Juanito era un hombre de mundo, conocía los barrios rojos de 5 ciudades de Europa, pero cuando encontró en San Camilo la máquina expendedora de sexo oral no se pudo aguantar. Pasos: Introducir billete de 5 mil pesos. Abrir la bragueta. Colocar el aparato en el orificio. Disfrutar. Parecía muy sencillo y así lo hizo.…