Palabras


El Universo sin palabras no existe, todo sería un caldo de cosas y de cosar, quien sabe si podríamos comprender algo y así osar, quién sabría si lo quisiste? Todo sería verbalmente homogéneo, si nada existiera verbalmente, no existiría nuestro ingenio. Pero si lo quisite al menos le ufaste, entonces sin palabras aún le provocaste.

Vetados


Queda solo una hora para iniciar la invasión a la Tierra. Informar último checklist. Señor Klap Hthj quiere hablar con usted, dice tener un informe Nivel 1 aprobado por el supremo consejo. Ok, a mi privado ahora. Tjik Gkl se teleportó a su privado y Klap llegó un segundo después. Por favor disculpe Capitan General,…

No importa el lugar


– Mi problema doctor es que vivo solo, pero a media noche alguien se mete a mi cama y hacemos cucharita. – Quien? – Ese es el problema, si prendo la luz desaparece. – Podría ser algún tipo de delirio. – No me cree, bien. Quedemonos hasta media noche y “verá”.

Nubes


Primera vez? Sí. Tranquila no pasa nada, será literalmente un paseo sobre la campiña hasta el mar y volvemos. Y puedes volar dentro de una nube. Se podría, pero no debemos. Y si escojo una podrías hacerlo por favor? Es una fantasía que tengo. Uf, yo tengo otras. El rió en forma picarona y ella…

Natre


A poco más de un año de la pérdida de mi padre, a casi un año y medio de la pérdida de mi madre y a casi un año de la pérdida de mi tía… aún me quedan los chips de chocolate, y con ella la música no tiene fin. En cuestión de unos meses…

Horizonte


Allá lejos, dónde no se ven nubes ni pájaros, dónde los barcos se pierden al filo de nuestros sentidos, eso que algunos llaman horizonte, es el límite de mis creencias. Allá lejos, dónde no se ven nubes ni pájaros, surmergida en un abismo colosal habita una criatura descomunal, desconocida, pero conocida como el origen de…

El Hastío


El Hastío es un eterno enamorado de la Oscuridad, y aunque ella le coquetea, el bien sabe que no es el único, pero le da igual. El Hastío se instala en cualquier parte, en cualquier momento, en cualquiera. ¿Y entonces qué? Cuando se junta con la Oscuridad parecen invencibles. La Caja de Pandora tiembla. Si…

La oscuridad


Y finalmente se vieron a los ojos, los suyos y esos que no podemos negar habitan en el fondo de la oscuridad. Sea como sea, se enamoraron. Fue una de esas pasiones que matan, a él por supuesto. Pero no fue inmediato, ni si quiera unos años, fueron décadas que se resumieron en un momento…

Feliz Navidad


Feliz Nacvidad en un suspiro entre familia con abrazos Feliz Navidad en un momento entre amigos y copas Feliza Navidad en recuerdos con los que no estando están Que cada segundo cuente Feliz Navidad.

El ratón budista


Lhamo Colalarga eran un ratón singular que buscaba la mítica pirámide de la suprema consciencia, dónde sólo existía el eterno momento presente. Se suponía que quien la encontrara y la pudiera escalar vería con total claridad la realidad. Le interesaba mucho porque era consciente de la existencia de otros seres que no comprendía. Recorrió muchos…

El bajista enamorado


El era un bajista que se jactaba de tocar el alma de las personas y hacerlas resonar con su música. Cuando se enamoró, ella tocó de verdad su alma, y cuando el la tocó a ella supo dr verdad lo que era la resonancia.

A mi me llaman mujeres que a ti no


Te dejo mi teléfono para que siga la música. No. Por qué no? – preguntó Laura un tanto extrañada. – Porque a mi me llaman mujeres que a ti no. Ahora Laura no sabía cómo responder. Sería en serio o en broma? Ah sí? Como cuáles? Mi mamá, mi tía y mi abuelita. Pero si…

Grimorio carnoso


El casto monje loco por fín terminó de tatuar todo el grimorio sobre la piel de la docella, pura y virginal como una paloma en un nuevo amanecer. Para concluir su obra faústica era necesario conocerla y así acometió su ruin trabajo, el que concluyó con felicidad al tiempo que terminaba de recitar entre las…

Exploraciones digitales y analógicas


Ya sabes, ya lo sabes, mis dedos son los grandes exploradores de tu cuerpo, tanto es así que bien podríamos decir que conocen hasta tu alma. Y qué decir de esas noches bajo las estrellas de tus sábanas, donde casi perdidos, encontraron su refugio entre tus encantos, rinconcillos perfectos para descansar y merendar. Ah, pero…