Las dos columnas


Antes del diluvio, mucho antes, hablar con Dios era más sencillo para los iluminados. Todos estaban advertidos que si la humanidad no enmendaba el rumbo, entonces serían destruidos por los Cuatro Ginetes del Apocalipsis. Aquellos iniciados sabían que este lenguaje simbólico representaba a los cuatro elementos, y con el temor del caso idearon un plan…

El portador de la Luz


Para consagrar un Templo nuevo, es fundamental que asista un portador de la Luz. Estos portadores definen el día y la hora. Ingresan solos al Templo y al salir la Luz ya está ahí. Llama al Oficial de Ceremonias y le enseña cómo hacer el procedimiento para enviar la Luz a otro Templo y cómo…