Azafata de mi corazón


Fue un solo vuelo y ya. Fueron tus nubes y tu taconeo singular. Fueron tus piernas más allá y más acá. Fueron tus labios, tu sonrisa y tus besos. Fueron tus mimos, tus cariños en las alturas, en los descensos y todas esas locuras. Y yo, yo no fui. Anuncios

Vuelos clandestinos


Cómo olvidar esos aplausos anónimos de nuestros aterrizajes forzosos? Cómo podrían olvidar mis manos tus piernas incomensurables, dónde cada recorrido era primera vez? Cómo olvidar tus alucinaciones, si me es imposible olvidar como me hacías alucinar? Imposible es una pobre palabra al lado de todo lo que perdí, un hada mágica que como un arcoiris…

Ulmo


Tus brasas son eternas, aunque tu amor haya sido sólo el primer segundo de mi eternidad. Ese amor me hizo arder por dentro y tu brasas aún me queman, es cosa que sople el pequeño vientecito de tus recuerdos y cómo arden; ese aroma a asado soy yo a fuego lento. Eres mi ulmo, sin…

Kyrie Eleison


Ten piedad de los pecadores, porque ellos te buscan en la Oscuridad. Ten piedad de los ladrones, porque ellos te buscan en lo ajeno. Ten piedad de los asesinos, porque ellos te buscan en los cementerios que llenan. Ten piedad de los mentirosos, porque ellos te buscan en sus poemas malditos.

Gotic


Calaveras sin permiso, entre esquinas oscuras, con tacones torcidos que no saludan ni sonríen. Calaveras de cuellos espigados que danzan quebradas, mientras las niños corren y huyen por sus vidas. Calaveras de mentiras, febriles y delirantes, que no se rinden ni sonríen, sólo calaverean.

Oceánico


Respiración, respiración, respiración y nada. Como una pequeña luz en la oscuridad, una imperceptible sensación de calma comenzó a llenarlo todo y luego como si hubiera una inundación me licué en ese todo. Brisa, viento, frescura pura en el vasto océano del tiempo y allí licuado, abrí los ojos en ese mar, yo era el…

Minón


Faltan palabras, faltan palabras para describir la belleza perfecta, la Venus ideal y original que en el mundo de Platón creó a la diosa. Faltan vocales y consonantes, mientras el Cielo se desgarra y caen al suelo los ángeles ambobados. Minón, no hay otra forma de decirlo, no es la mejor, pero es que faltaban…

Un día cualquiera


En un triciclo de luz azul sobrevolaré los siete mares hasta encontrar ese unicornio pegaso, que un día se escapó de tus brazos. Cuando lo encuentre, lo guardaré en el Cielo, en tu zenit, para que cada vez que alces la vista lo veas jugando con tus estrellas. Y cuando sonrías, tus labios se humedecerán…

Flor


Tus pétalos son ese misterio colorinche que evoca recuerdos jamás olvidados, de un espíritu alucinado. Tus velos son las velas con las que vuela mi imaginación. Tus susuros de flor primaveral, son las trompetas celestiales que derriten mis hielos eternos en una copa del más fino licor. Y tus besos? Esos relámpsgos de fuego definitivamente…

Hambre


Alguien ha sentido hambre de verdad, esa hambre de semanas sin comer, esa hambre callejera y dolorosa, esa hambre que parece matar al alma? Cuando sientas esa hambre por “saber”, entonces y sólo entonces, serás un filósofo orgulloso!

Somos tierra de hojas


Entre gallos y medianoche, pasó un segundo y nada más. Luego de 100 años de soledad, no quedan ni los huesos, solo un primitivo jardín. Tierra de hojas es lo que somos, es lo que seremos. Algún día, unas florecitas dulces les dirán al mundo que alguna vez hollamos la tierra con nuestro caminar.

Te asombro?


Díalogo secreto, bajo las sombras de los pensamientos, entre los silencios del viento, entre pasiones complejas con una parte real y otra imaginaria. Y esa vela que no se apaga porque no está prendida, pero sueña con ser una hoguera del trescientas mil sombras.

Tembloroso


Temblor, temblor, temblor, cuándo dejarás de mecerme? Cuándo dejar de jugar con olas que te inventas, cuándo dejarás a los títeres con sus cabezas? Temblor, escucha, anda a ver a esos niños correr, a esos ancianos llorar y a esos curas suplicar por sus pecados. Pero no te olvides temblor, que a mí lo que…

Ahora que se fue


Ahora que se fue, todo se puede ir. Ahora que no tengo raíces ningún suelo me detiene. Ahora que no tengo más que mi sombra, las palabras sobran. Ahora es cuando empieza todo.

Qué es poesía?


Poesía son tus labios que mudos no hacen silencio sino poemas. Besos en décimas o sonetos, pero besos de poetiza alucinada con todo. Poesía es cómo te conocen mis manos que se aventuran en tus misterios como si fueran primera vez, otra vez.

Dulce libélula


Llevas mi nombre en tu sangre y si gritas mis vocales, mi consonantes te han de estremecer. Vuela alto, vuela lejos, que mi sombra no te alcance, pero déjame jugar con tus cabellos aterciopelados de besos sin misericordia. Tus alas me enloquecen, me llevan a tus mundos prohibidos, tan oscuros como luminosos, dónde todo es…

El día que me quieras


El día que me quieras se acabará el Mundo, los Cielos se abrirán y los Ángeles caerán. El día que me quieras se parará el Tiempo, y los agujeros negros devolverán todo lo que nos han robado. El día que me quieras Pitágoras conocerá al Aleph y juntos crearán nuevas caracolas universales dónde tus constelaciones…

Nadie es más rudo que la Santa Muerte


No hay espada ni bala ni alma asesina más letal que la Santa Muerte. No hay nadie más terrible, nadie más cruel ni más egoísta que la Santa Muerte. No hay, no hay. No hay más que la esperanza de Pandora, que en un futuro se acuerde también de nosotros y que no sea demasiado…