Tantatatra, una luna de miel diferente


Cuando los recién casados llegaron al Resort All Inclusive, él la levantó en brazos y juntos cruzaron el umbral del placer. Sus ropas iban volando en cualquier dirección que la excitación mal aconsejará. Ella lo empujó sobre la cama y en esa posición le dio el mejor oral de su vida, tánto es así que…

Tus venas


Las venas de tus piernas, Son las carreteras a lugares sin igual, Son las avenidas de mis besos, Los desvelos de mis sueños, Las venas de tus piernas son mi puro deseo.

Florencia


Esos pétalos sudorosos hablan de constelaciones de armonías poco lúcidas en los momentos en que estás lista para florecer, otra vez y otra más. Mil maneras de contar la misma historia, de cantarla, de recitarla, de gritarla y hacerla un poema, una poesía desesperada que espera esperanza.

Palabras


El Universo sin palabras no existe, todo sería un caldo de cosas y de cosar, quien sabe si podríamos comprender algo y así osar, quién sabría si lo quisiste? Todo sería verbalmente homogéneo, si nada existiera verbalmente, no existiría nuestro ingenio. Pero si lo quisite al menos le ufaste, entonces sin palabras aún le provocaste.

Nubes


Primera vez? Sí. Tranquila no pasa nada, será literalmente un paseo sobre la campiña hasta el mar y volvemos. Y puedes volar dentro de una nube. Se podría, pero no debemos. Y si escojo una podrías hacerlo por favor? Es una fantasía que tengo. Uf, yo tengo otras. El rió en forma picarona y ella…

El bajista enamorado


El era un bajista que se jactaba de tocar el alma de las personas y hacerlas resonar con su música. Cuando se enamoró, ella tocó de verdad su alma, y cuando el la tocó a ella supo dr verdad lo que era la resonancia.

Grimorio carnoso


El casto monje loco por fín terminó de tatuar todo el grimorio sobre la piel de la docella, pura y virginal como una paloma en un nuevo amanecer. Para concluir su obra faústica era necesario conocerla y así acometió su ruin trabajo, el que concluyó con felicidad al tiempo que terminaba de recitar entre las…

Exploraciones digitales y analógicas


Ya sabes, ya lo sabes, mis dedos son los grandes exploradores de tu cuerpo, tanto es así que bien podríamos decir que conocen hasta tu alma. Y qué decir de esas noches bajo las estrellas de tus sábanas, donde casi perdidos, encontraron su refugio entre tus encantos, rinconcillos perfectos para descansar y merendar. Ah, pero…

Amor prohibido en Roma


Aire entre mi pluma y tu cuerpo Manos que libran una cruenta batalla piadosa Oídos que susurran un silencio interrumpido Roce que prende este incendio voraz Entre espacios y formas de tanto en tanto Nuestras almas en tormentas perfectas con mares enardecidos Roce que acelera el dantesco incendio de esta pasión Oídos que susurran un…

Ay pobre de mi


La mujer que amo, sabe que la amo y que sólo quiero darle alegría a su cuerpo, ey noche buena. Pero sabe que podría partirla en dos, sin querer queriedo y que el simple roce con fruición podría hacer hervir su sangre. Mejor me calmo, me pongo mis lentes y me voy a hacer otro…

El Eros de Fibonacci


Uno no es ninguno, pero dos es mejor sobre el velador, aunque tres al final no es tan placentero, con cinco, eso si que es un jardín de las delicias, pero ocho es multitud, todo un tremendo gang bang, y al final con trece es mucho mejor ponerse a cobrar entrada.

Mesura, el soneto


Mesura apágame esta calentura, oh prudencia contén mis ganas todas, no más pensamientos así, no jodas, no más este vicio de la aventura. Te pido a Vos un poco de mesura, no Te olvides aún de todas mis odas, mi poesía resiste todas las modas, así que no me des más travesura. ¡Eso!, disciplina es…

El saludo a la bandera era un sueño :´(


Esta es la historia de un amigo de un amigo… Yo estaba ahí, desnudo, en posición firm!, cuando entró a la habitación mi mujer muy condescendiente junto a Yuri pelirroja y Sharon Stone. Naturalmente me puse muy incómodo, pero rápidamente, luego del saludo de mi mujer, Yuri se montó sobre mí y empezamos a conversar…