Ángel de mi guarda


Guarda, guarda angelito mío. Cuánta dulzura y delicadeza hay en tus alas celestiales. Prometo arrancarlas suavemente, junto al brasier y bragas. Mientras que el corsé, las ligas y los stiletos los podemos dejar, no molestarán para nada. Guarda angelito mío, a la Victoria!

Vendo churros


🙂 Vendo churros con sabrosa azúcar flor, pero también de los otros. Vendo de esos churros que no quieres admitir que te hacen perder la cabeza. Ya sabes cuales no? Sí! De esos churros rellenos! Pueden ser rellenos con mermelada o mi especialidad, rellenos con manjar! Y bueno, para que no te quedes con esa…