Te extraño


Te extraño como sólo se puede extrañar a la lluvia, como las nubes al viento, como las risas a las lágrimas, como la vida al recuerdo. Te extraño en sueños perdidos, en noches sombrías sin Luna, en la taza de café que se enfría, en la plaza sin Sol. Te extraño como si la vida…

San Cristobal – patrono de los viajeros


Fue el hombre más fuerte del mundo después de Hércules, pero como éste fue un semidios podemos convenir que aquél sí fue el más fuerte. Sin embargo, sería su orgullo arrogante lo que sellaría su destino. Decidió que sólo podía trabajar para el más poderoso y así se puso al sevicio del rey más temido.…

Bereshit bara Elohim


Los dos comienzos, por el cuál la Luz fue escondida y encerrada en la alianza, así las flores aparecen sobre la Tierra. Cuando el Arcoriris decreta que es el tiempo de exterminar a los culpables, los niños pequeños que estudian el Secreto logran Su misericorida gracias a la “A”, la “I” y la “J”. El…

Ménage à Trois Sagrado


El sexo es asunto de a tres, al menos el sexo sagrado, dónde ocurre la magia, lo que es fértil, lo demás es sólo sexo. Así lo constatan diversos estudios de sexo sagrado en distintas religiones. En ese espacio pequeño de los amantes hay que hacerle un espacio a Dios, sólo así bajará su misericordia…

El Hombre Cósmico


De pronto Pancracio se vio como un guardia Imperial, con buen salario y buen vivir, hasta que la princesa murió víctima de una maldición desconocida peor que la muerte misma. El Gran Soberano nombró a siete guardias para velar su cadáver, pero en cada amanecer la princesa revivía para matar a uno de sus custodios.…

Bosca


Con los fríos que hacían, Juan le echó el último palo a la estufa de combustión lenta – Bosca – y se fue a dormir. A las 2:34 se despertó por unos extraños golpes que venían de la Bosca. Su sorpresa fue mayúscula al ver a un duendecillo de fuego tratando de salir de aquella…

El “pistacho” vacío


En el manicomio del downtown, se encontraba don Segismundo, un lunático de alcurnia, gracias al cuál dicho recinto contaba con las mejores instalaciones posibles. La peculiaridad de don Segismundo era la de encargar cada semana varios kilos de pistachos. Después de las noticias del medio día se sentaba frente al televisor y sacaba los pistachos…

Ánimus


Jovanka soñó que la muerte vendría por ella, pero no sabía quién sería. Al tercer día, volvió a soñar, pero esta vez llegó un joven apuesto a pedirle alojamiento en su hostería y luego de llegar a un acuerdo en el precio, le pidió algo de beber. Así los minutos se convirtieron en horas y…

Ánima


Bosque frío y lluvioso que en noche de Luna llena me llevas hasta ver por fin a la bella damisela. Allá desde el otro lado del río me llama, me necesita, me desean sus pechos y su vientre. Bósque misterioso cuál es tu voluntad? Mis ropas caen sin cesar y nado contra las gélidas corrientes…

Más allá


Más allá de las paredes Más allá del tiempo Más allá de la Nada y más allá del Silencio Más allá de la Vida y más allá de la Muerte No veo, no respiro ni siento Pero hay algo que si presiento A Tí, más allá.

El ufido de la noche


Ufff, ese despertar de los sentidos Ufff, ese silencio interrumpido Ufff, esas manos que caen hacia el lado para renacer con nuevos bríos Ufff, esos olvidos interruptus que traen tantos nombres prohibos Ufeame otra vez, Tú.

Ardorosidad poética


Tus palabras son feromonas en su tinta que traspasan lo imaginario, curvandonos sobre nos. Lanzan fuegos de artificios, muy bien articulados y verbalizados de manera tan sensual y erótica como tu caminar con sólo el perfume aquel. Oh tus epístolas! Tu puntuación perfecta y descalza. Tus rimas unitarias, ternarias y septenarias, encienden mi estrella flamígera.…

Qué sexy eres


Quedo desnudo frente a tus ecuaciones, tus algoritmos me enloquecen, tu lógica NSFW me somete a tus razones y proporciones. Toda tu Tesis, Hipótesis y Síntesis, me transubstancia, me tergiversa, me enajena como ninguna otrosidad heteromenstrual puede. Eres Mi Verbo, te conjugo como quiero y tu me enseñas a conjugarte en tiempos imaginarios, transformando toda…

Exaltación absurda


Al bobo cangrejo desconocido, escuálido, frenético, gracioso, hermano ingenioso, jovial, kinestésico lenguarás, militante negligente, oprimido por quienes razonan soberanamente, todavía ungido, vamos! Wenceslao Ximenelao Yocasto Zorron